Tradiciones_Maule - page 5

Visito Mi
Región
Visita
No cabe duda que Curicó es sinónimo de rodeo. Su asociación
le ha dado numerosos campeones a Chile y su rodeo es la
antesala del “Champion” de Rancagua. Más aún, su renovada
medialuna, “La Granja”, es una de las más grandes del país.
Frente a ella se levanta “La Atajada”, una escultura que
inmortaliza ese momento corralero. Entre los hijos ilustres de
Curicó está Ramón Cardemil (1917-2007). Sus siete títulos
nacionales (sólo superados por su discípulo Juan Carlos Loaiza),
son una muestra de todo lo que consiguió este jinete y criador,
a quien apodaban “Rey de las Medialunas” y “Príncipe de los
huasos”. Fue el gran impulsor del rodeo como deporte (antes era
sólo una fiesta campesina), lo que se logró, en 1962, bajo el
gobierno de Jorge Alessandri.
Rodeo y Trilla a Yegua Suelta
El rodeo nació con la llegada de los españoles y
de la mano del gobernador García Hurtado de
Mendoza. Durante su mandato (1557-1561),
ordenó que una vez al año se reuniera el ganado
que estaba disperso por los cerros, para ser
marcado y seleccionado. Se volvió una tradición
y se exigió que el traslado a los corrales lo
hicieran diestros jinetes. Así, como una faena
campesina comenzó este afamado deporte. En
1860 se institucionalizó la medialuna y ya en el
siglo XX, se impuso que sólo podían participar
caballos de raza chilena y que los jinetes debían
vestir el atuendo de huaso.
Cuatro siglos de historia
Fotografía gentileza Juan Carlos Romo, El Mercurio.
Fotografía gentileza La Tercera.
Libro “Atlas de la Historia Física y Política de Chile”.
Cada verano y al son de la música de las cantoras
populares, se celebra la Trilla a Yegua Suelta en
la medialuna de Pelluhue. Allí, dos corredores
arrían a las yeguas en círculo con vítores y
silbidos, las que van pisoteando las gavillas y
separando la paja del grano. Todo a la antigua,
sin tecnología y sin herraduras tampoco, para no
partir el trigo. Esta fiesta colonial comienza muy
temprano, con la tradición de tomar leche al pie
de la vaca, comer “ñachi” (sangre de cordero) y
las infaltables roscas con ponche de culén.
Trilla, ñachi y cueca
F
o
t
o
g
r
a
f
í
a
g
e
n
t
i
l
e
z
a
J
u
a
n
C
a
r
l
o
s
R
o
m
o
,
E
l
M
e
r
c
u
r
i
o
.
L
i
b
r
o
C
h
a
m
a
n
t
o
s
,
a
r
t
e
s
a
n
í
a
y
t
r
a
d
i
c
i
ó
n
d
e
l
c
a
m
p
o
c
h
i
l
e
n
o
.
En los últimos años la medialuna de Curicó ha sido sede de los clasificatorios
centro-norte para el Campeonato Nacional de Rodeo.
Trilla a Yegua Suelta en Pelluhue.
Chamanto de Doñihue,
típico atuendo huaso.
“La Atajada”, un homenaje a Cardemil y su potro “Bellaco”.
El gran jinete Ramón Cardemil.
Durante su estadía en Chile, el célebre naturalista
Claudio Gay (1800-1873) retrató la Trilla a Yegua Suelta.
1,2,3,4 6
Powered by FlippingBook